Sábado, 04 Abril 2015 00:00

Sensor intracorporal capaz de cambiar de forma y más pequeño que un glóbulo rojo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Se ha logrado diseñar, fabricar y demostrar una nueva sonda sensora capaz de cambiar su forma y que también puede obtener remotamente datos biológicos de alta resolución de un modo que no es posible con la tecnología convencional. Si algún día su uso llega a hacerse cotidiano, ello podría revolucionar el trabajo de investigación en campos como la medicina, la química, la biología y la ingeniería. De hecho, podría incluso revolucionar los diagnósticos clínicos.

Hasta la fecha, la mayoría de las iniciativas para visionar condiciones bioquímicas sospechosas en puntos muy locales, como un pH anormal y una concentración atípica de iones (marcadores esenciales para muchos trastornos), depende de varios nanosensores cuyas lecturas son captadas utilizando luz en frecuencias ópticas. Pero la sensibilidad y la resolución de las señales ópticas resultantes disminuyen rápidamente con el aumento de la profundidad a la que se accede dentro del cuerpo. Eso ha limitado la mayoría de las aplicaciones a regiones menos oscurecidas y más accesibles ópticamente.

La nueva clase de dispositivos de sondeo que cambian de forma no está sujeta a esas limitaciones. Estos aparatos hacen posible detectar y medir trastornos locales a escala molecular en el interior de los tejidos, y observar cómo cambian en tiempo real.

El diseño ideado por Gary Zabow, del Instituto Nacional estadounidense de Estándares y Tecnología (NIST), así como Stephen Dodd y Alan Koretsky, de los Institutos Nacionales estadounidenses de la Salud (NIH), se basa en principios de operación completamente diferentes. En vez de estar basados en la detección óptica, los sensores están diseñados para operar en el espectro de las frecuencias de radio, y específicamente para ser detectados con escáneres convencionales de resonancia magnética.
En este rango de radiofrecuencias, las señales no se ven debilitadas de forma apreciable por los materiales biológicos interpuestos. Como resultado de ello, consiguen señales fuertes y claras procedentes de puntos con dimensiones muy pequeñas y a profundidades sustanciales, o en otros sitios imposibles de escudriñar con sensores ópticos.

Los novedosos dispositivos son entre 5 y 10 veces más pequeños que un glóbulo rojo individual, una de las células humanas de tamaño más reducido.

Visto 861 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Contáctenos

  • Email       : ie2024lop@gmail.com
  • Teléfono  : 5284122
  • Código modular: 0884569
  • Código de local: 310936
We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site.Agree